Transporte por carretera: vuelta a la incertidumbre

editorial marzo

Esa es la palabra que parece caracterizar mejor que ninguna otra este arranque de 2019 y  las perspectivas a corto y medio plazo que se ciernen ante nosotros tanto en el panorama nacional como en el entorno de la Unión Europea.

 

Pese a que el Gobierno saliente se ha esmerado en sacar adelante al menos el ROTT y alguna otra cuestión,  no son pocas las iniciativas en marcha que decaerán (esperemos que momentáneamente) y son de gran importancia para el sector del transporte de mercancías por carretera. Baste recordar que ahora mismo, estamos en plena negociación de la tabla reivindicativa de 12 puntos presentada por el Comité Nacional  ante los diferentes ministerios con competencias en transporte ( Fomento, Industria, Trabajo, Hacienda…)

Y ya se sabe…nada asusta más a la actividad industrial y  económica que la incertidumbre, el miedo a elegir mal el momento de invertir, de dimensionarse o apostar por crecer en nuevas oportunidades de negocio, interesantes, si, pero  no exentas siempre de riesgo.  De eso ya tenemos experiencia, pues nadie vio llegar la última gran crisis económica y no fueron pocos los que pilló con pie cambiado.

Ahora no hablamos de esto.  Con sus lógicas debilidades, la economía española avanza con paso más o menos firme. La incertidumbre viene del contexto político que vivimos y que acaba de “explotar” con la convocatoria de elecciones generales para el próximo 28 de abril. Ya se sabe  que en estas circunstancias, con una convocatoria tan abierta como ésta, poco (o nada) se va a mover hasta por lo menos conocer el resultado de los comicios.  Eso sin contar con que un mes más tarde, en mayo, hay  elecciones autonómicas, municipales y al parlamento europeo). El riesgo de caer en una especie de  vacío legislativo es más que evidente, y preocupante.

Y lo es porque, pese a que el Gobierno saliente se ha esmerado en sacar adelante al menos el ROTT y alguna otra cuestión,  no son pocas las iniciativas en marcha que decaerán (esperemos que momentáneamente) y son de gran importancia para el sector del transporte de mercancías por carretera. Baste recordar que ahora mismo, estamos en plena negociación de la tabla reivindicativa de 12 puntos presentada por el Comité Nacional  ante los diferentes ministerios con competencias en transporte ( Fomento, Industria, Trabajo, Hacienda…).

La pregunta obvia es: ¿Están los actuales responsables de estos ministerios capacitados para asumir esta negociación? ¿En caso de que haya un cambio de gobierno, se respetará lo acordado? Aquí el transporte se juega mucho y así lo ha entendido el Comité Nacional que ha querido anteponer  el interés general del sector a los intereses partidistas de cada colectivo. Veremos cual es la respuesta  de la administración y en que queda todo  este proceso, toda vez que la “ausencia” de Gobierno invalida por lógica cualquier  movilización de protesta (contra quién).

Además, hay muchas otras cuestiones que se han quedado en trámite parlamentario “interruptus”.  Ahí esta, por ejemplo, las iniciativas  parlamentarias   tendentes a establecer un régimen de sanciones a los incumplimientos de la Ley de Morosidad, tan importante para el conjunto de las empresas, pero que golpea especialmente a los autónomos y pymes del sector, por el coste que genera en unas economías ya de por sí bastante ajustadas. 

En clave nacional son muchas más las incertidumbres creadas por el convulso momento  político que se nos avecina: baste recordar que a día de hoy no tenemos siquiera Presupuestos Generales del Estado lo que, entre otras cosas también afecta a las inversiones previstas, por ejemplo, en materia de infraestructuras, subvenciones, etc.

Tampoco queremos olvidarnos  del exterior,  donde los Estado miembros parecen incapaces de diseñar una política común de transportes (el famosos paquete de movilidad), que debería ser el instrumento principal para corregir los graves efectos que está provocando el dumping social en toda Europa,  por no hablar de la “sinrazón” del Brexit que, a pocos días de producirse la ruptura aún no se sabe cómo van a quedar las relaciones entre Europa y reino Unido.

¿Quién dijo miedo?

Como siempre, esperamos vuestros comentarios!

 


Os invitamos a descargar la revista de este mes, haciendo clic en la portada:

 

autonomosenruta febrero 2019  LOS TEMAS DE FEBRERO  

- Autónomos
  ¿QUÉ APORTA COTIZAR POR
  CONTINGENCIAS COMUNES?
- Informe EuroRap
  DEMASIADO RIESGO
- Mercado V.I.
  COMPÁS DE ESPERA
- Pruebas
  IVECO STRALIS NP 460 GNL
  MB SPRINTER 314 CDI
- MAN DigitalService
  Simplificando el transporte
- Editorial
  DIÁLOGO CONTRA RELOJ
... y mucho mas!
 
 
 

Escribir un comentario

 
 

SÍGUENOS EN REDES

 

FACEBOOK LIKE