Nos sobran los motivos

editorial noviembre

El transporte de mercancías por carretera parce haber llegado a un punto de no retorno, en el que las opciones que se le presentan son: apretarse un poco más el cinturón, o plantarse y decir hasta aquí hemos llegado. Se trata de una decisión largamente aplazada, pero que pide una resolución a gritos.

 

La extrema avidez de los cargadores ha puesto a grandes y pequeños contra las cuerdas. Quien puede (grandes y medianas empresas sobre todo) se abraza a los indecentes “atajos” que nos brinda el mercado: empresas buzón, falsas cooperativas de transporte, etc. Para el resto de los mortales no hay alternativa.

Hasta ahora la opción elegida siempre ha sido la de apretarnos un poco más el cinturón, un cinturón que más parece una tira contínua, como si fuera la famosa cinta de Moebius, pues por mucho  que apretes, siempre hay una muesca más que abrochar. Eso sí, a costa de trabajar con un margen de beneficio prácticamente nulo, cuando no por debajo de costes, y habiendo asumido un   brutal deterioro de las condiciones de vida y trabajo,  que se materializa en la necesidad de asumir un  mayor esfuerzo y fatiga,  bajada de sueldos, retribuciones e ingresos, etc.

No es de extrañar que, tal y como recogemos en un reportaje en este número que tienes entre manos, la falta de conductores profesionales se ha convertido en uno de los problemas acuciantes para el sector.  Ya no interesa a las nuevas generaciones una profesión que, por poner un ejemplo, sólo ocupa la atención de la opinión pública por motivos negativos, proyectando una visión nada atractiva de una profesión que hasta no hace poco fue refugio para muchas personas y que realizaban con orgullo. Basta hablar con cualquier profesional hoy en día, para cercionarse de que los días de “vino y rosas” hace mucho tiempo que desaparecieron.

La otra opción que parece ponerse sobre la mesa ahora es la de utilizar las armas que tiene el sector (que son potentísimas) para presionar a quien corresponda en busca de mejorar las condiciones  de trabajo de los profesionales (empresas  transportistas) . Vamos realizar un paro patronal.  El sector, en su conjunto, cuenta  con las armas suficientes  para  ejercer este tipo de medidas de presión; baste decir que  el 85% de las mercancías en España se mueven en camión.

Ahora bien, no es menos cierto que  tradicionalmente han sido los autónomos y pequeñas empresas los que han “tirado del carro” ante cualquier convocatoria de paro, pues la gran empresa siempre se ha mostrado más reacia a “perjudicar” a sus clientes.  Bueno por eso y porque las condiciones de trabajo no han sido (ni lo serán nunca) las mismas. Pero, ahora, la extrema avidez de los cargadores ha puesto a grandes y pequeños contra las cuerdas. Quien puede (grandes y medianas empresas sobre todo) se abraza a los indecentes “atajos” que nos brinda el mercado: empresas buzón, falsas cooperativas de transporte, etc. Para el resto de los mortales no hay alternativa.

Por eso, el “amago” de CETM llamando a la movilización, pero sin capitanear la “sublevación” como le correspondería a la organización con mayor representatividad, resulta, cuando menos, sospechosa.   Las organizaciones que realmente tiene capacidad de convocatoria, están un poco escaldadas de anteriores  convocatorias, pues al final el peso recae siempre en las mismas espaldas, precisamente las de quienes más están sufriendo el brutal deterioro de esta profesión. 

La administración no puede seguir de “perfil” ante el deterioro de una actividad  considerada de vital importancia para nuestra economía, pero que es incapaz,  no ya de atraer a las nuevas generaciones que deben asumir los retos presentes y futuros que plantea el transporte, sino de mantener a los empresarios dignos que quedan, que van desapareciendo víctimas de los tenders salvajes, la deslocalización y sus costes de risa y las cooperativas de esclavos al servicio de operadores sin escrúpulos. 

¿Está justificado un paro? Que cada uno decida libremente.

Como siempre, esperamos vuestros comentarios!

 


Os invitamos a descargar la revista de este mes, haciendo clic en la portada:

 

autonomos en ruta noviembre  LOS TEMAS DE NOVIEMBRE  

- Profesión
  SE BUSCAN CONDUCTORES
- Salud laboral
  ¿ACCIDENTE LABORAL O DE TRÁFICO?
- Carburantes
  HABRÁ GASÓLEO PROFESIONAL
  PERO... ¿SERÁ SUFICIENTE?
- Pruebas
  RENAULT T 480 COMFORT
  SCANIA L 280 
  FORD TOURNEO COURIER
- Nuevo Opel Combo
  MOVILIDAD DE ÚLTIMA GENERACIÓN
- Editorial
 SOBRAN LOS MOTIVOS

... y mucho mas!

 

 

Escribir un comentario

 
 

SÍGUENOS EN REDES

 

FACEBOOK LIKE